Read Horas en una biblioteca by Virginia Woolf Online

horas-en-una-biblioteca

La importancia de Virginia Woolf como novelista y precursora del feminismo ha eclipsado su faceta de gran lectora y de crítica literaria fundamental, si bien a lo largo de su vida publicó con asiduidad en el Times Literary Supplement y en otras revistas literarias auténticas joyas ensayísticas por su finura en la apreciación de sus contemporáneos y los clásicos de la lenguLa importancia de Virginia Woolf como novelista y precursora del feminismo ha eclipsado su faceta de gran lectora y de crítica literaria fundamental, si bien a lo largo de su vida publicó con asiduidad en el Times Literary Supplement y en otras revistas literarias auténticas joyas ensayísticas por su finura en la apreciación de sus contemporáneos y los clásicos de la lengua inglesa.Esta compilación abarca toda su trayectoria, desde sus primeros desempeños en la crítica literaria y en el ensayo informal, o el esbozo literario, siendo todavía muy joven, hasta sus últimas y rigurosas piezas acerca de autores como Kipling, Melville, Dostoievski o Conrad....

Title : Horas en una biblioteca
Author :
Rating :
ISBN : 9788432229299
Format Type : Paperback
Number of Pages : 366 Pages
Status : Available For Download
Last checked : 21 Minutes ago!

Horas en una biblioteca Reviews

  • Francisca Pageo
    2019-05-17 11:49

    Si bien actualmente conocemos a Virginia Woolf por su narrativa, la cual le hizo acreedora de su notoria fama, lo cierto es que la autora también publicó en vida dos recopilaciones de ensayos, ambos titulados The Common Reader. Y es que, desde bien temprano, Woolf fue una prolífica ensayista, por mucho que no fuese hasta después de su muerte cuando su marido se dedicase a compilar todos esos textos periodísticos y críticos que escribió. Este libro, Horas en una biblioteca, es el resultado de esa compilación editada por Leonard Woolf.Las temáticas de los ensayos son críticas literarias, musicales, pictóricas, cinéfilas, históricas, etc. Textos muy narrativos, llenos de belleza y amor por el arte y la literatura. En ellos, Woolf compara la música con la literatura en su forma más honda y plena. Para la autora, la música es primordial para ver y entender hasta dónde puede llegar el arte. La autora, así mismo, reflexiona sobre lo que la historia nos ofrece, ofreciendo una visión objetiva de la vida de aquel entonces y algún siglo pasado.«Nada existe como debe, a menos que se describa como es debido.»Para Woolf la crítica es una forma de pensamiento de la que podemos extraer no sólo enseñanzas intelectuales, sino también emocionales. Escribir sobre un autor o una serie de libros es algo que nace de la autora de manera natural; es algo intrínseco a su carácter, como apreciar lo que subyace tras y bajo la palabra escrita. Woolf no trata de describir lo que lee, sino de expresar las sensaciones que tiene al leer y observar a esos diversos autores. Los recorre, tanto personal como literariamente. Coleridge, Pepys, Kipling, Joseph Conrad, Thoreau, Turguéniev, Dostoievsky, Jane Austen son sólo algunos de esos autores.La autora escribe metódicamente y simpatiza muy bien con sus críticas a todos los autores de los que habla y expone. Woolf halla conocimiento y simpatía, aunque sea crítica con lo que piensa, y descubre y revela aspectos ocultos de sus vidas. Ella refleja con sus palabras la sociedad que habita, de manera viva e irónica. Son ensayos lúcidos y que nos hacen ver lo que pensaba la autora de la cultura y la vida, añadiendo siempre detalle más detalle para proporcionarnos su particular y única visión respecto a lo que le rodeaba y le hacía latir el corazón.Woolf tenía una intensa conciencia de sí misma y de lo que le concernía, y así mismo esta se puede ver reflejada en este estupendo libro de ensayos. Nadie terminará esta obra sin la sensación de haber aprendido algo, sin la sensación de conocer autores y autoras que nos han mostrado su reconocida visión de mundo. Virginia Woolf no es modesta con las palabras; escribe y escribe y se hace entender muy bien. En estos ensayos escribe para los demás, en vez de para ella misma como se suele dar en la ficción. Woolf era una gran intelectual que sabía mucho sobre su época, además de sus conocimientos sobre arte y literatura.Estamos ante una mujer que es, sin duda, un referente al que acudir para ilustrarnos y embelesarnos. La autora nos invita a meditar una serie de cuestiones, ya que a lo largo del libro podemos verla interrogándose a sí misma, haciendo del libro un ejemplo por y para la crítica cultural, así como también universal y personal. El libro, de este modo, es una biografía de su mente y sentimientos. Si bien Virginia Woolf ha sabido reflejar en el resto de sus obras su manera de pensar, libre e independiente, aquí no es menos y se atreve, en cierto modo, a ir más allá.

  • Christian
    2019-04-22 11:47

    Supongo que tengo que enfocarme en la ficción.

  • Rodrigo Vargas
    2019-05-18 10:42

    Una colección de ensayos de temas muy variados, por un lado, grandes temas, como biografías de artistas de la época (Conrad, Melville, etc) y del pasado reciente, así como ensayos biográficos de mujeres artistas relativamente olvidadas, o que podrían haber sido más grandes de no ser por la época en que vivieron, así como unos ensayos bastante interesantes sobre el cine y la biografía como formas de arte en su etapa incipiente. Por otro lado, habían ensayos más íntimos, como la vida un perrito de la familia, las lecturas de la juventud, o una polilla que llega a morir a su escritorio. Es una colección bastante larga y variada, por lo que algunos ensayos son bastante buenos, y otros son algo más tediosos, o han perdido relevancia con el paso del tiempo, pero en general me gustó bastante.

  • Verónica Nieto
    2019-05-19 14:30

    Excelente, una prosa exquisita, lecturas generosas con sus contemporáneos, abunda la ironía delicada. Uno se pregunta qué pasa con las Virginias de hoy en día, dónde se esconden. Recuerda mucho a Borges, o más bien al revés. Me ha gustado tanto como su ficción. Muy recomendable.

  • Jonathan Singer
    2019-05-01 15:49

    A slim and elegant, party-favor of a book, Virginia Woolf's "Hours in a Library" was published as a New Year's greeting to friends of Harcourt Brace and Company. It contains a single essay, selected from "Granite and Rainbow", HB's concurrently published volume of Woolf's literary journalism.This eleven page essay, keenly recalls the experience of youthful reading, its grand aspirations and vanities. She identifies the ages 18 through 24, as "the great season for reading", during which, we cannot trouble ourselves with reading anything but books of the highest order. With mingled smile and sigh, she laments the meager fruit of our first efforts, which include lists of the great books to read and to be read, journals begun and quickly abandoned, and the heady sense that we are intimate companions to authors of the acknowledged classics. From these confident heights, we look down on the common life of men with a "superb severity". Her observations are, to this reviewer, immediately and uncomfortably recognizable. As we descend from our lofty perch and take our places among our fellows, we are drawn to the writings of our own generation. We develop a "tolerant curiosity " as we discover the secret hopes and fears we share with these contemporary writers. When we eventually return to the classics, we will read them with the benefit of a deeper experience of life and ourselves. Woolf's fertile and busy mind, crowds the pages of this essay with fresh, subtle and surprising insights, making this piece more than just a plausible outline of our youthful adventures in reading.